Un iPad más escolar con acceso multiusuario

Apple ha anunciado importantes novedades para el sector educativo con la próxima actualización 9.3 del iPad. Los cambios responden a la necesidad de utilizar, administrar y monitorizar los iPads en un contexto formativo en el que los dispositivos son compartidos por múltiples usuarios. Esta actualización por lo tanto optimiza la integración del iPad en todos aquellos centros educativos que disponen de una dotación limitada de iPads, ya que los alumnos los comparten y utilizan en función de los distintos procesos de aprendizaje.

Las novedades de esta actualización se resumen en cuatro ejes: dispositivos compartidos, app de grupo-clase, administración mejorada y gestión de ID para educación.

iOS 9.3 educación

Dispositivos compartidos

El iPad fue concebido para un uso personal y consecuentemente planteado para un programa 1:1 en centros educativos. Sin embargo la realidad es que muchos centros educativos han optado por un programa de menor dotación de dispositivos, en el que éstos se comparten entre todos los alumnos. Este contexto limitaba algunas funciones del iPad y dificultaba la gestión de los documentos y archivos generados.

El nuevo acceso multiusuario permitirá a los alumnos acceder a sus apps, libros y documentos sin interferir en los materiales de los compañeros.

App de grupo-clase

Para el docente la actualización 9.3 también supone importantes novedades. La aplicación de gestión de grupo-clase permitirá al profesor monitorizar cualquier iPad de la clase para observar el trabajo de un alumno, lanzar o bloquear una app concreta en todos los dispositivos, proyectar al pantalla de un alumno en la pizarra digital y recuperar las contraseñas de los alumnos que no la recuerden.

Administración mejorada

Desde el navegador de un PC o un Mac, el administrador de los iPads del centro educativo podrá realizar de forma rápida y sencilla todas las tareas de gestión propias de su actividad, como crear nuevas cuentas de usuarios, comprar y distribuir apps y libros o crear nuevos cursos, todo ello mediante la nueva aplicación web Apple School Manager.

Gestión de ID para educación

La propia cuenta de Apple School Manager podrá crear, gestionar y eliminar IDs para perfiles educativos. Esta ID, de la misma manera que la ID de Apple, permitirá al usuario almacenar sus documentos en iCloud, apuntarse a cursos en iTunes U o personalizar algunos aspectos del iPad. El administrador podrá asignar a estas IDs distintos roles y privilegios de acuerdo con los distintos perfiles que conviven en un mismo centro educativo.

iPad educación 9.3

25 ideas para potenciar el pensamiento creativo de los alumnos

En un ocasión Ernest Hemingway fue retado a escribir una historia de tan solo seis palabras. Él escribió: <<For sale: baby shoes, never worn (En venta: zapatos de bebé, nunca usados)>>. Se dice que después de presentarla Hemingway afirmó que ésta era su mejor obra.

Posteriormente, la revista Smith Magazine utilizó esta idea para retar a sus lectores a escribir historias de seis palabras. La respuesta fue tan masiva como creativa hasta el punto que la revista publicó varios libros de historias de seis palabras. Lo curioso del hecho es que hasta el momento a nadie se le había ocurrido escribir una historia de seis palabras. Y es justamente ahí donde radica la esencia del pensamieto creativo, en hacer las cosas de una manera distinta de como se habían hecho hasta el momento.

El pensamiento creativo implica la creación de algo nuevo u original. De generar nuevas ideas dentro o a través de dominios del conocimiento, basándose en romper con las reglas y procedimientos simbólicos establecidos (definición adaptada de Dewey; Paul and Lind Elder; Csikszentmihalyi; Rosenman and Gero).

ThinkWell

En el contexto educativo, ayudar a los alumnos a desarrollar el pensamiento creativo les permite adquirir competencias, habilidades y estrategias a partir de:

  • Relacionar ideas existentes y aplicarlas a nuevos contextos.
  • Desarrollar nuevas posibilidades o propiedades de algo que ya existe.
  • Descubrir o imaginar algo totalmente nuevo.

El desarrollo del pensamiento creativo puede llevarse a cabo en muchas actividades curriculares, de la misma manera que tradicionalmente se viene realizando con el pensamiento crítico. De hecho sería ideal que los alumnos pudieran adquirir estrategias de estas dos formas de pensamiento para aplicarlas indistintamente según las necesidades de cada situación. En este sentido, el siguiente listado expone 25 ideas para potenciar el pensamiento crítico de los estudiantes:

  1. Fomentar la interacción con contenidos o materiales sin objetivos concretos. Experimentar.
  2. Motivarles para que se conozcan a sí mismos. Sus habilidades. Sus pasiones.
  3. Mostrar su progreso personal y el sus proyectos.
  4. Extrapolar conocimientos a situaciones nuevas.
  5. Permitir el desarrollo de hipótesis hasta su comprobación final.
  6. Valorar distintas formas de pensamiento.
  7. Utilizar nuevas estrategias para solucionar viejos problemas.
  8. Crear contextos para la toma de decisiones significativas.
  9. Preguntarles sobre sus objetivos e intereses.
  10. Trabajar desde las dos perspectivas holísticas de las situaciones.
  11. Producir textos sobre ellos mismos, sus emociones, sus miedos o sus proyectos.
  12. Utilizar procesos divergentes para la resolución de problemas.
  13. Enseñarles a no tener miedo de los errores. Forman parte del camino al éxito.
  14. Ayudarles a explorar aquello que les resulta desconocido pero interesante.
  15. Habilitar espacios de coevaluación constructiva.
  16. Enseñarles a fijarse objetivos personales concretos.
  17. Analizar y valorar ideas disruptivas como posibles soluciones creativas.
  18. Motivarles para no tengan un autoconcepto limitado o sesgado.
  19. Fomentar mucha práctica con un buen feedback.
  20. Analizar y encontrar patrones.
  21. Ayudarles a usar la divergencia como una estrategia más.
  22. Facilitar el acceso a múltiples fuentes de información y de puntos de vista.
  23. Realizar brainstorming, como punto de partida de un problema o situación.
  24. Enseñarles a comunicar adecuadamente sus propias ideas.
  25. Asegurarse que se sienten queridos por sus mentores.

 

Binding: la solución a los problemas de lectura infantiles

Los niños y niñas con algún tipo de trastorno asociado a la lectura deben hacer frente a una mayor complejidad de sus procesos de aprendizaje. Esto es debido a que la lectura interviene en la mayoría de asignaturas; los tiempos de procesamiento no son los mismos, porque las habilidades lectoras mecánicas no son las de la mayoría; y la comprensión de las distintas informaciones no tiene la fluidez esperada. Todo ello deriva en un mayor esfuerzo, en más lentitud y en errores varios, que probablemente no se darían si no fuera por dicho trastorno.

Durante mucho tiempo, padres, docentes, educadores y psicólogos han unido esfuerzos para crear protocolos de intervención, con el objetivo de facilitar y minimizar el impacto de este tipo de trastornos. Se ha avanzado considerablemente en muchos aspectos, especialmente en la sensibilización del sector educativo y en la convivencia de distintos trastornos en el aula. Sin embargo, hasta hace poco no se había podido progresar mucho en la mejora de los procesos lectores. Afortunadamente, esta situación ha cambiado radicalmente gracias a Binding.

Binding es el resultado de un trabajo de I+D liderado por la Universidad de Barcelona, en el que han contribuido 15 universidades de todo el mundo. A partir de distintos estudios que indicaban que se podían mejorar sustancialmente los rendimientos de la lectura en niños con distintas dificultades (dislexia y comprensión lectora, esencialmente), este equipo multidisciplinar ha desarrollado un método efectivo en el 90% de los casos con tan solo 4 meses de trabajo.

binding

El método de trabajo consiste en la metodología RTI (Response to Intervention), la única hasta el momento que ha resultado ser efectiva con la  reeducación de la dislexia. Esta metodología no solo supone una notable mejora en la mecánica y la comprensión lectora, sino que promueve la maduración de las regiones cerebrales que no se han desarrollado adecuadamente debido al trastorno. Las sesiones prácticas son diarias, de unos 15 minutos, y se realizan desde casa a través de un aplicativo online. Después de cada sesión un psicólogo revisa los resultados y propone una sesión adecuada a las necesidades del usuario para el día siguiente. Entorno al 70% de los niños y niñas consiguen un rendimiento lector equivalente al de su edad en un periodo de 5 a 7 meses.

El equipo de profesionales que lidera el proyecto se ha propuesto como objetivo no dejar a ningún niño sin una buena habilidad para leer. Por el momento, están logrando este loable objetivo, ya que todos las experiencias indican que Binding es una excelente solución a los problemas de lectura de muchos niños y niñas.

 

Lego WeDo: rompiendo los límites

En un anterior artículo, titulado Lego WeDo: iniciación a la robótica, presentamos la propuesta de Lego para que los niños y niñas puedan aprender las bases de la robótica y la programación con tan solo 7 años. El presente artículo, continua la descripción de WeDo, pero en esta ocasión con la mirada puesta en la secuenciación de aprendizajes.

Tal y como explicamos en el anterior artículo, WeDo se organiza en dos módulos de aprendizaje. El primero es el básico y fundamental, a partir del cual los niños pueden aprender a montar 12 robots que incluyen elementos mecánicos y sensores que dotan al robot de movimiento y funciones, que se ejecutan gracias a la programación de un software específico. El segundo módulo, es una ampliación del primero que plantea 6 nuevos robots que incluyen máquinas simples y complejas, que se inspiran en modelos reales como grúas, puentes levadizos o carretillas elevadoras. Estos dos módulos, que pueden suponer un trabajo equivalente a dos cursos escolares, permiten a los alumnos aprender los fundamentos de la mecánica y la programación de robots.

Si estos dos módulos los consideramos como el nivel 1 y 2 de la secuenciación de aprendizajes, el nivel 3 sería un nivel menos pautado que los dos anteriores, en el que los niños deberían construir y programar un robot a partir de un diseño finalizado. Es decir, deconstruir un robot terminado para reconstruirlo a partir del análisis y los conocimientos adquiridos en los anteriores niveles. En este sentido, es interesante explorar las propuestas de Robo Camp que han diseñado nuevos robots a partir de las piezas originales de WeDo. Estos son algunos de los ejemplos:

car-wedo manipulator-wedo elevator-wedo

El cuarto y último nivel es del alumno totalmente emancipado. Trabaja solo con la mente. No tiene montajes guiados, ni diseños finales, solo una idea o un reto. Es capaz de crear un robot, teniendo en cuenta el encaje de los elementos estructurales, con los funcionales, sin olvidar la programación de los mismos. ¿Podrías construir un helicóptero que mueva las aspas y además haga el ruido del motor? ¿Podrías crear una nave como las de Star Wars? ¿Cómo se movía una locomotora clásica?

 

helicopter-wedoEsta secuenciación en 4 niveles, requiere también de sesiones de trabajo en el aula que sean significativas. Aprender robótica tiene que traducirse en algo más que montar robots y crear programas siguiendo instrucciones. Para ello es necesario plantear retos y modificaciones antes los cuales los alumnos tengan que predecir qué ocurrirá. Por ejemplo, ¿si una rueda es sustituida en un engranaje por otra más pequeña que ocurrirá?, ¿podría conseguir el mismo movimiento con menos piezas alrededor del motor?, ¿qué ocurriría si la potencia del motor baja al mínimo? o ¿cómo podría iniciarse la acción con un sensor de inclinación?

De la misma manera, son interesantes las actividades de exposición y coevaluación entre grupos de trabajo. Explicar a los compañeros cómo han logrado completar un robot es sin duda una magnífica actividad competencial. Al mismo tiempo, evaluar justificadamente el trabajo de los demás supone un grado de análisis y comprensión mayor, que el que se realiza únicamente con el trabajo propio.

Por este motivo, sea cual sea el nivel de los alumnos, es importante diseñar sesiones donde la construcción de robots se combine con la reflexión, la exposición y la coevaluación. Este planteamiento supondrá haber construido menos robots al final de curso, pero sin duda se habrá alcanzado un grado de comprensión y competencia mucho mayor.

Lego WeDo: iniciación a la robótica

En un artículo anterior, explicamos el potencial de Lego en la enseñanza de la robótica, como un caso especial dentro de las posibilidades educativas del mundo Lego.

En este artículo centraremos nuestra atención en Lego WeDo, unos materiales diseñados para niños a partir de 7años para aprender las bases de la robótica.

Lego WeDo packEl pack completo de Lego WeDo consiste en una caja de bloques y piezas de Lego, dos sensores, un motor, un hub y un software. El pack permite construir hasta 12 distintos robots, cada uno de ellos con instrucciones de montaje y programación. Luego, lógicamente, se podrán montar mucho robots más, tantos como el ingenio de cada uno permita.

El funcionamiento es muy simple. Los niños acceden al software de WeDo y eligen el robot que quieren montar. Paso a paso, como cualquier otro Lego, las instrucciones van guiando a los niños en el proceso de montaje, a través de imágenes y bloques a colocar.

wedo birds

Al terminar el montaje del robot, se procede a la programación, con un un programa propio de Lego, muy simple y basado en botones e imágenes fácilmente identificables.

lego wedo software

En el último paso, solo se debe conectar el robot al hub y éste al ordenador mediante un puerto USB. Se acciona el programa creado en la pantalla y el robot empieza a funcionar.

lego_wedo_lion¿Por qué es especialmente interesante Lego WeDo?

Este conjunto de robots es especialmente interesante por 4 razones. En primer lugar, porque hay un trabajo asociado a la construcción con bloques de Lego que es de gran valor en el desarrollo de la visión espacial y la geometría. En segundo lugar, estos robots conllevan la utilización, la exploración y el aprendizaje de máquinas simples. Contenido que acostumbra a tener un tratamiento puntual en la educación primaria, pero que tiene una gran importancia en la comprensión de la física de secundaria y la robótica escolar avanzada. En tercer lugar, los niños y niñas aprender a utilizar sensores y comprender su función no solo en la construcción de estos robots, sino también en muchos aparatos que forman parte de nuestro día a día. Finalmente, la última razón, la hallamos en el aprendizaje de un lenguaje de programación elemental, que será básico y fundamental para comprender que sin él la figura construida no sería un robot.

Lego WeDo no termina aquí. Existe un segundo pack que complementa al primero y permite construir 6 robots más. Este nuevo pack es de nivel avanzado donde la construcción de robots es más larga y compleja, pero alcanzando construcciones como por ejemplo una grúa o una noria.

Lego WeDo

Robótica educativa con Lego

La robótica en el ámbito escolar está cada vez más extendida. Algunos centros la plantean como una actividad extraescolar y otros dentro del horario lectivo, pero, en cualquier caso, es ampliamente extendida la consideración de la robótica como un conocimiento muy interesante en la formación de los alumnos. De hecho, en algunos países como el Reino Unido la robótica es un elemento curricular más.

Hoy en día existen muchos materiales y recursos didácticos para implantar la robótica en un centro educativo. Desde los cinco años hasta la universidad podemos elegir entre numerosas propuestas que permiten desarrollar un buen proyecto de robótica. en este sentido, una de las propuestas más extendidas es la de Lego. La compañía danesa hace ya varios años diseñó su propio currículo de robótica. Un diseño ideado para que los niños y niñas puedan aprender robótica a partir de una graduación coherente y de un elemento próximo: los bloques de Lego.

El currículo de Lego se basa en dos estructuras de robot: Lego WeDo y Lego Mindstorm. El primero está orientado principalmente a alumnos de 7 a 10 años y, el segundo, a alumnos de más de 10 años. Pese a esta división, las edades de uso de estos robots pueden variar considerablemente en función del proyecto que se plantee. Es decir, podría realizarse un trabajo complejo con alumnos de 12 años con WeDo, de la misma manera que podría plantearse un trabajo simple con Mindstorm con alumnos de 8 años.

Lego mindstorm

Desde una perspectiva pedagógica, los robots de Lego son una excelente opción. En ambos casos, las actividades de aprendizaje parten de un montaje guiado de un modelo de robot para después programarlo, ejecutar la acción para la que ha sido diseñado y, finalmente, evaluar los resultados. De hecho desde Lego plantean una didáctica conocida como las ‘4C’: Conectar, Construir, Contemplar y Continuar.

Lego 4C

Esta valor pedagógico de los robots Lego entraña un amplio conjunto de procesos de aprendizaje que suponen un importante valor añadido, que merecen una descripción más completa y detallada. Por este motivo, el próximo post lo dedicaremos a explicar el primero de estos geniales robots: Lego WeDo.

2 excelentes apps para ELA y autismo

La tecnología está respondiendo cada vez mejor a las necesidades individuales de los usuarios sean cuales sean sus características. El trabajo conjunto de profesionales del mundo tecnológico con el mundo de la integración social está ofreciendo soluciones de accesibilidad como nunca antes se habían logrado. En este sentido, presentamos dos aplicaciones de Therapy Box, para facilitar la vida de las personas con ELA y autismo.

La primera de ellas es Predictable, una app diseñada para que las personas con ELA puedan comunicarse fluidamente. La interfaz de esta aplicación se basa en un teclado que predice lo que se quiere decir, sugiriendo al usuario la palabra concreta que va escribir antes de que termine de escribirla. La comunicación además se complementa con otras herramientas como un banco de emociones, un banco de frases habituales o la posibilidad de introducir el texto de forma manuscrita. Una vez el usuario ha terminado de escribir su mensaje, la aplicación lo verbaliza con un simple click en el botón del altavoz.

La segunda app es ChatAble, una aplicación diseñada para mejorar la comunicación, en este caso de personas con autismo. La interfaz se basa en una cuadrícula que organiza las distintas necesidades comunicativas por temas, como vestuario, comida, comentarios. Dentro de cada tema el usuario encuentra los elementos necesarios para construir su mensaje, el cual es verbalizado por ChatAble.

Tanto Predictable como ChatAble son dos aplicaciones desarrolladas por Rebecca Bright y Swapnil Gadgil cofundadores de Therapy Box, expertos en terapia del lenguaje y telecomunicaciones respectivamente. Son aplicaciones de un precio elevado, pero al mismo tiempo son una solución excelente de dos personas con una amplia experiencia en la comunicación de personas con necesidades especiales.

El mobiliario de las aulas del futuro

La comunidad educativa y la sociedad en general coinciden en la necesidad de un cambio educativo. El debate es complejo y, pese a un importante número de conclusiones compartidas, todavía no se ha podido diseñar un modelo definitivo concreto. Entre estas conclusiones compartidas, la visión de una aula modular, capaz de adaptarse a diferentes metodologías de aprendizaje, es probablemente un común denominador.

Las aulas del futuro dejarán de ser espacios cerrados, unifuncionales, para convertirse en espacios amplios, modulares, con la capacidad de modificarse rápida y multifuncionalmente de acuerdo con las necesidades de aprendizaje de cada momento. En las aulas del futuro, los alumnos no tendrán porque estar segregados por edades, sino por intereses, necesidades y estilos de aprendizaje. Podrán agruparse en distinto número y con distinto mobiliario en un mismo momento y en un mismo espacio.

Mobiliario escuela

Algunas empresas ya están trabajando en esta línea. Han visualizado estas aulas del futuro y están desarrollando interesantes proyectos para dar respuesta a estas nuevas necesidades. En este sentido destacamos a Spaceoasis, una empresa inglesa que nos ha llamado la atención por sus creativas y funcionales soluciones.

Entre las distintas propuestas de mobiliario de Spaceoasis destacamos las mesas escolares, algunas con forma de pétalo, otras con forma circular con un arco de circumferencia invertido, que permiten distintas formas de agrupación y encaje, como filas de mesas; agrupaciones de 3, 4, 5 o 6 alumnos; disposición asamblearia o rincones de aprendizaje.

aula del futuro

También son interesantes los tabiques móviles que permiten crear espacios pequeños de distintas características dentro de una misma aula, como por ejemplo: espacios de lectura; espacios de trabajo individual; espacios de trabajo en equipo; espacios de reunión o espacios de exposición.

Aulas del futuro

Este mobiliario además permite diseñar espacios innovadores, cuando se combina con los recursos y materiales que habitualmente se usan en los centros educativos. Podría existir un espacio multifuncional que aunara biblioteca, aula multimedia y centro de información digital. Podrían idearse aulas en función de los materiales y los estilos de aprendizaje, de manera que los alumnos podrían aprender a partir de distintos itinerarios didácticos. Incluso se podría llegar a diseñar un entorno autónomo de aprendizaje.

Mesas escuela futuro

De hecho, las innovaciones en el mobiliario escolar conllevan repensar los espacios de los centros educativos y estos, a su vez, conllevan reflexionar sobre el modelo educativo. Así, pues, una buena manera de aproximarnos a la educación del mañana es empezar a cambiar el mobiliario de nuestras aulas.

 

16 competencias clave para los alumnos del siglo XXI

El Global Education and Skills Forum que se celebra anualmente en Dubai ha debatido en su última edición acerca de las competencias clave que realmente necesitarán los alumnos del siglo XXI. Una de las razones por las que el debate giró entorno a esta cuestión, fueron las conclusiones del World Economic Forum que subrayaban  la necesidad de un educación orientada a formar ciudadanos capaces de desenvolverse en un mundo tecnológico que cambia constantemente.

Esta necesidad no es nueva. Ya hace tiempo que instituciones, organismos y expertos del ámbito socio-económico alertan de un futuro próximo donde las personas ocuparan más de quince empleos a lo largo de su vida, algunas de los cuales ni tan si quiere existen ahora. Por este motivo el World Economic Forum ponía de manifiesto que un modelo educativo limitado a desarrollar competencias matemáticas, lingüísticas, científicas y artísticas es insuficiente, y que son tanto o más importantes las competencias vinculadas al pensamiento crítico, la resolución de problemas, la perseverancia, la colaboración o la curiosidad. De hecho, el World Economic Forum alertaba de la cantidad de estudiantes de todo el mundo (desarrollado) que no han adquirido algunas de las 16 habilidades y conocimientos clave para ser ciudadanos competentes en mundo del siglo XXI.

Davos education

Entonces, ¿qué competencias debería tener un ciudadano del siglo XXI?

Competencias básicas

1- Competencia lingüística

2- Competencia matemática

3- Competencia científica

4- Competencia digital

5- Competencia financiera

6- Competencia cultural y cívica

Competencias críticas

7- Resolución de problemas

8- Creatividad

9- Comunicación

10- Colaboración

Competencias personales

11- Curiosidad

12- Iniciativa

13- Perseverancia

14- Adaptabilidad

15- Liderazgo

16- Consciencia social y cultural

De entre todas las conclusiones de este foro educativo, probablemente la que más debería preocuparnos es la que hace referencia al impacto de la no consecución de estas 16 competencias. No es solo un problema de individuos que no van estar preparados para el mundo en el que deberán vivir, sino que es un problema de regiones, países y estados que dejarán de ser competitivos porque sus colectivos profesionales estarán infracualificados para los retos del siglo XXI.

Un premio nobel de 1.000.000$ para profesores

El Global Teacher Prize es el galardón equivalente al Premio Nobel para la categoría de profesores y maestros. Anualmente la Fundación Varkey otorga este premio a un docente especialmente destacado por su labor en el sector educativo. El ganador no es un profesor cualquiera, es una persona con un gran carisma y con una gran capacidad de innovación, que además ha sido capaz de inspirar a sus estudiantes e influir en su comunidad educativa.

El jurado se basa en 7 criterios para decidir el ganador del Global Teacher Prize:

1) Reconocimiento de su labor docente por parte de alumnos, colegas, directivos y la comunidad educativa a la que pertenece.

2) Formación de los alumnos para ser ciudadanos de un mundo en el que deberá convivir con personas de otras, razas, culturas, religiones y nacionalidades.

3) Innovación en la práctica educativa que se traduce en unos mejores resultados de aprendizaje de los alumnos.

4) Desarrollo y compartición de ideas innovadoras que mejoran el acceso a la educación de calidad a niños de diferentes orígenes.

5) Contribución al debate educativo con el objetivo de mejorar la práctica docente a través de la publicación de artículos, blogs, conferencias, eventos…

6) Consolidación de logros más allá de la clase que respondan a un modelo único y distinguido de excelencia sobre la profesión de profesor.

7) Animación a otras personas a unirse a la profesión docente.

Glogal Teacher Prize

Este 2015 el premio ha sido otorgado a Nancie Atwell de Estados Unidos, por una trayectoria muy afín a los criterios descritos anteriormente. En la entrega del premio Atwell destacó el valor del premio por el reconocimiento a la tarea muchas veces poco valorada de los docentes.

El premio además de la generosa cuantía de 1.000.000 de dólares, comporta también otros beneficios: potencial reconocimiento regional y nacional del recorrido profesional, participación en el Global Education and Skills Forum en Dubai (en caso de ser uno de los 10 finalistas) y la posibilidad de entrar en contacto con empresas interesadas en proyectos sociales.